11/6/16

El perfeccionismo



por Bernardo Stamateas

Las personas perfeccionistas pueden gastar una enorme cantidad de tiempo en limpiar, hacer las maletas, maquillarse, estudiar, organizarse, etcétera. ¿Cuáles son las características de una persona perfeccionista?



a. Comienza alguna tarea con una gran preocupación por el error. Al equivocarse, siente que todo se estropea, que todo se viene abajo como resultado del pensamiento catastrófico. El perfeccionista vive el error como una catástrofe, como un estigma, como algo que disminuye su estima.

b. Tiene metas muy elevadas y difíciles de alcanzar. El perfeccionista establece metas irreales, en cuanto a la magnitud o al tiempo para lograrlas, lo cual lo lleva muchas veces a frustrarse.

c. Tiene la necesidad de no relajarse hasta que algo sea perfecto. Piensa en términos de extremo: todo o nada. "Me sale perfecto o es un desastre". Así pierde de vista los grises, los cálidos y los templados.

¿Cuál es la diferencia entre exigencia y perfeccionismo?

Una persona puede estar horas y horas ensayando su instrumento y disfrutarlo. Allí hay exigencia pero el perfeccionismo está marcado por la angustia. El objetivo final no es mejorar sino evitar las críticas y el temor al error. Subyace una creencia profunda que es: "Si lo hago perfecto, me amarán". Todo se mide en términos de logros y resultados. Es decir que, si se hace perfecto, es valioso; si no, no sirve en absoluto. Muchas veces, el perfeccionista queda atrapado en la mirada de los demás. De allí su intento por evitar los errores y los desastres y su dificultad para relajarse.

¿Cómo se siente el perfeccionista?

Tiene una autoevaluación negativa crítica cuando las cosas le salen mal: culpa con enojo, lo cual es producto de su rigidez de pensamiento.

Vive insatisfecho, pues logra algo e inmediatamente está mirando la nueva meta. Salta de gran momento en gran momento y pierde de vista "el disfrutar el ahora".

Es hiperexigente. Pospone y revisa todo mil veces, actitud que lo paraliza. De allí que muchos perfeccionistas vayan de manera lenta y se molesten cuando otros se equivocan. Son muy duros consigo mismos, por el hecho de que su conciencia moral los castiga si hacen algo mal. Esto afecta su baja estima y sus logros.

¿De dónde viene el perfeccionismo?

El tema es complejo y obedece a una multiplicidad de factores pero lo que vemos con mayor frecuencia es lo siguiente:

De un determinado aprendizaje; de una crianza con padres muy ansiosos que felicitaban solo los logros. También puede tratarse de un mecanismo de reacción frente a la pobreza; o sencillamente de presión social, léase compañeros de trabajo, de estudio, etc.

Las tres miradas que el perfeccionista realiza son:

1. Enfocarse en los errores, lo cual lo lleva a no disfrutar.
2. Ver la meta y nada más.
3. Moverse por exigencia.

Para terminar, te comparto una metáfora para reflexionar:

Un hombre está escalando una montaña. Ha ascendido 800 metros y le faltan 200 metros para llegar a la cima. Puede hacer tres cosas:

1. Mirar lo que le falta, los 200 metros, lo cual es perfeccionismo.
2. Mirar solamente lo que logró, los 800 metros, lo cual es conformismo.
3. Mirar lo que logró y lo que le falta.

Todo escalador debe "hacer tienda" y mirar hacia atrás para motivarse, pero siempre siendo desafiado por lo que le falta.

¿A quién le exigís más: a vos mismo o a los demás?

Publicado en La Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario