28/8/20

Muchas reuniones y 48 minutos más: así ha cambiado la jornada laboral desde que comenzó la pandemia




Por Yaiza García García


Muchas empresas se han visto obligadas a cambiar sus patrones laborales y hacer una transición de la oficina al teletrabajo debido a la pandemia del coronavirus.



Según un estudio de la Universidad de Harvard y la NYU, realizado a 3,1 millones de empleados, con el teletrabajo aumentó el número de reuniones, el uso del correo electrónico y la jornada laboral se extendía hasta 48 minutos más.

No obstante, todavía se requiere más investigación sobre el tema, pues no está del todo claro si estos cambios supondrán un cambio permanente en los hábitos en el trabajo.

"La gente ha tenido que ajustar sus patrones de trabajo", cuenta Jeff Polzer, profesor del departamento de comportamiento organizacional de la Universidad de Harvard. La pandemia del coronavirus ha obligado a millones de trabajadores a cambiar la oficina por sus casas, haciendo del teletrabajo la norma. 

Para muchas empresas, no ha sido tarea fácil, pasar al mundo digital de forma integral de un día para otro, pero no ha quedado otra opción que adaptarse. Esto ha provocado que la forma de trabajar haya cambiado sustancialmente. Más reuniones con más personas, un uso mayor del correo electrónico y jornadas laborales más largas, son algunas de las transformaciones que ha sufrido el sector. 

Al menos éso es lo que refleja uno de los estudios más grandes hasta ahora, llevado a cabo por la Universidad de Harvard y la NYU, en más de 21.000 empresas en 16 ciudades de Estados Unidos, Europa y Oriente Medio, con una participación de 3,1 millones de empleados. La investigación consistía en seguir el comportamiento de los trabajadores durante 8 semanas antes del confinamiento por el coronavirus y 8 semanas después, para así ver el impacto del teletrabajo. Los resultados demostraron que la jornada laboral aumentó 48,5 minutos más, junto con el porcentaje de reuniones, que subió en un 13% y los correos electrónicos enviados, enviando una media de 1,4 emails más al día.

Otro dato relevante es que los trabajadores estadounidenses trabajaban incluso 3 horas más y siempre se conectaban en horas impares. Algunos de los motivos que provocan esos horarios estresantes, según cuentan ellos mismos a Bloomberg News, son los cuidados infantiles, el estrés de la futura crisis económica unido a la incertidumbre y la difícil línea que separa el trabajo del hogar.

A pesar de que en algunas áreas metropolitanas de Estados Unidos como Chicago o Los Ángeles estos niveles hayan vuelto a la normalidad previa a la pandemia desde hace tiempo, en ciudades como Nueva York y gran parte de Europa, esta situación se mantuvo hasta el mes de mayo.

Harvard Business School y la NYU llevaron a cabo también una investigación publicada por la Oficina Nacional de Relaciones Económicas en julio, donde se evidencia que sí que es verdad que una parte sustancial del trabajo, como es la duración de las reuniones, había disminuido en los últimos dos meses.

No obstante, todavía no está del todo claro el impacto que ha tenido el coronavirus en el ámbito laboral con respecto a la productividad, el costo, la cultura e incluso la moral y si esto supondrá un cambio permanente en los hábitos en el trabajo, por lo que se requiere más investigación sobre el tema.

Publicado en www.businessinsider.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario