31/1/15

La magia del coaching



por Agostina Fasanella

Antes de comenzar esta nota, quiero aclarar que la misma surge de diversas conversaciones que he sostenido junto a mis compañeros Félix Salotto y Dante Ribulotta. Gracias a ellos también, hoy les presento estas líneas. 

Algo que he notado en muchas circunstancias es cierta tendencia de algunas personas a relacionar al coaching a una especie de “magia” donde los resultados se obtienen por algún pase magistral del Coach y por efecto de fuerzas ajenas a las personas. 




Creo que esa forma de pensar es equivocada y nociva.

Equivocada porque todo lo que logran las personas que pasan por una experiencia de coaching se debe a procesos internos que no hacen otra cosa que transformarlos en observadores distintos, que piensan distinto y logran otros resultados, ya lo decía Einstein “No podemos resolver nuestros problemas pensando de la misma manera en que lo hacíamos cuando nos los creamos”.

Desde luego esto que digo en tan pocas palabras supone un trabajo sostenido y fundamentalmente una disposición a soltar lo que pensamos que “es así” para aventurarnos en un espacio de posibilidades al considerar al mundo desde otras ópticas y desde luego se necesitan ganas y valor para enfrentar el desafío.

Es aquí cuando llego a aclarar la segunda calificación, la de nociva, porque al pensar que es algo mágico ponemos como causantes del cambio a fuerzas extrañas y ajenas al coachee y que administra el supuesto mago: el coach.

Pero me interesa dejar en claro mi postura respecto a este tema: los Coaches no somos magos.

Todo comienza y termina en la misma persona: el Coachee, ya que es quien elige ser el protagonista de esta aventura transformadora, pone sus ganas de lograr resultados diferentes, encara el proceso con la valentía necesaria para soltar lo conocido y salir de su zona de confort para llegar a lo que profundamente quiere.

“La vida comienza donde termina la zona de confort” esa frase encierra en sí misma la idea que propone el coaching y es por eso que estas líneas son un homenaje a todos los que se han animado a cambiar sus vidas, siendo protagonistas en ese proceso.

Los profesionales del Coaching nos dedicamos a desafiar a esas personas a ir por más, empatizando con sus paradigmas culturalmente arraigados, contribuyendo a alcanzar resultados diferentes. Esto no supone magia, sino capacidad de “interpretar” al Coachee y saber hacer las preguntas correctas para generar los disparadores necesarios para alcanzar esos resultados extra-ordinarios.

Entonces, aunque los resultados que el Coachee genera son realmente grandes, pues no estaban a su alcance, ni en su paradigma antes de la intervención de Coaching, podemos decir que son mágicos y que esa magia viene de lo que sucede cuando salimos de nuestra zona de confort, pero no se trata de magos sino de un trabajo comprometido y sostenido en el tiempo.

Publicado en Infobae

No hay comentarios:

Publicar un comentario