17/12/18

Cinco claves para vivir una cultura de innovación en la empresa




Las conclusiones de un evento sobre tendencias que Oracle organizó en Argentina junto con la escuela norteamericana de creatividad Hyper Island Mucho se habla de la llamada cuarta revolución industrial, marcada por la transformación radical de los modelos tradicionales de negocios a raíz del avance de las nuevas tecnologías, cada vez más integradas en las aplicaciones diarias.



Pero así como las empresas se ven obligadas a reinventarse para mantenerse competitivas, existen algunos factores clave que tienen que ver directamente con las personas y la cultura de innovación.

Para hablar de esto, Oracle se unió a la escuela norteamericana de cretividad e innovación, Hyper Island, y convocó a especialistas de finanzas y tecnología al evento Oracle Trends.

Allí se propusieron ejercicios para que los empleados y colaboradores identificaran los retos que enfrentan en sus labores diarias, y construyeran en conjunto posibles soluciones que impulsen la transformación digital y el ecosistema innovador.

Entre las principales ideas que se debatieron, surgieron 5 puntos importantes que permitirán que las empresas se empoderen a través de la innovación:

Incluir a la innovación dentro de una estrategia

Al reconocer la necesidad de innovar, los ejecutivos suelen tomar una ráfaga de decisiones que van desde la designación de un responsable de transformación, la apertura de nuevas áreas relacionadas a la tecnología o la implementación de un laboratorio de innovación. Y aunque estos proyectos son valiosos, perderán muy pronto su horizonte y eficiencia si desde un primer momento las empresas no se detienen a pensar cómo abordar la innovación de manera estratégica, es decir, con metas claras de hacia dónde se quiere llegar, los resultados que esperan obtener y la claridad en los recursos necesarios para lograrlo.

Darle un lugar preferencial en la cultura y los equipos

Considerar la innovación como un pilar de la cultura organizacional servirá como soporte fundamental para la transformación. Esto implica cuestionarse cómo están compuestos los equipos de trabajo que luego harán viable la estrategia. Una vez interiorizados estos perfiles, las empresas deberán trabajar en el diseño de equipos compuestos de personas valiosas y diversas, con fortalezas específicas, puntos de vista variados y en capacitación continua.

Atreverse a dar saltos

A la par, los colaboradores deben sentirse cómodos con tomar riesgos. Desde la zona de confort no se puede entender qué está pasando en el mundo como sí se hace al aprender asumiendo riesgos. Solo perdiendo el miedo a fallar, los miembros de una organización podrán levantarse sin problemas para repensar y reintentar hasta conseguir la fórmula correcta.

Ser consciente del mundo en que vivimos

Las empresas se desenvuelven hoy en un mundo volátil, porque no sabemos qué esperar para mañana; incierto, por la variedad de respuestas y antecedentes; complejo, por la enorme cantidad de variables y factores vigentes; y ambiguo, con una infinidad de matices y grises y donde las opiniones son tan diversas como las personas que las piensan. Es así como el término de mundo VUCA (por sus siglas en inglés) toma aún más relevancia en estos tiempos digitales.

Encontrar una metodología que favorezca el hallazgo de nuevas perspectivas

En este escenario donde no sabemos qué nos deparará el mañana, es importante estar abierto a ver oportunidades donde otros encuentran amenazas. Aplicar este tipo de herramientas permitirá a las empresas evitar proyectos sin dirección y ampliar los horizontes para entender cómo satisfacer mejor aquello que sus clientes verdaderamente están buscando. Planificar la innovación, conformar equipos de trabajo diversos e intergeneracionales y encontrar metodologías que faciliten la exploración de nuevas perspectivas son, entre otros factores, la clave para crear un ecosistema realmente transformador.

 Publicado en www.iprofesional.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario