4/12/15

“Te contratan por tu capacidad, te despiden por tu carácter”




Según Bernardo Stamateas, una cosa es tener problemas y otra ser problemático. En la oficina, hay que tener cuidado con los envidiosos. "Es mejor elegir a quiénes contarles nuestros logros y nuestros éxitos", sugiere el conferencista. Las críticas bien intencionadas pueden contribuir a descubrir nuestras áreas más vulnerables. Cómo gestionar los problemas




No me salen las cosas; estoy abatido; siento que me hundo en un pozo; no veo la luz al final del túnel. Quien no ha percibido estas sensaciones cuando un proyecto personal o de trabajo no prospera. Mucho más cuando uno está en el ojo de la tormenta dentro de la oficina. Las cosas no salen y es como si todo se va por la borda. Bernardo Stamateas, escritor, conferencista y director de la Fundación Volver a Empezar, suele decir que los problemas no son un pozo, sino un túnel. "Tu deuda, no es un pozo; es un túnel. Tu enfermedad no es un pozo; es un túnel ¿Qué tenés que hacer? Respirar un poco más que tu problema, mover las piernas un poco más que tu dificultad. Un túnel aunque está oscuro, si seguís caminando, paso a paso vas a llegar a tu victoria", señala el autor de "Gente Tóxica" en una entrevista concedida a LA GACETA.

-¿Esos problemas tienen fecha de vencimiento?

-Todos los problemas tienen fecha de vencimiento, y aunque no sabemos cuándo va a llegar, tenemos que saber que todos poseemos una caja interna de recursos extraordinarios. Cuando se presenta, liberamos ese enorme potencial que está reservado para situaciones ultra difíciles.

-¿Como actúo en mi entorno de oficina para no mostrarme como perdedor si algo me sale mal? 

-Debemos permitirnos equivocarnos, pero lo que no tenemos que hacer es cronicar el error, no decir: "soy un fracasado"? NUNCA! La clave está en empezar a aprender de nuestros fracasos. No tenemos que pararnos sobre los éxitos, sino sobre quienes somos. Y saber que si otro lo logró entonces también podemos lograrlo. 

-¿Cómo se convive con los envidiosos de la oficina?

-La persona envidiosa vive comparándose; piensa: "a ver, puedo tener lo que tenés vos? No!... Entonces lo critico", la gente envidiosa necesita destruir, lo que envidia o a alguien que envidia. Son personas difíciles y se convierten en tal porque tratan como fueron tratados; el que agrede te está haciendo saber cómo fue agredido. Cuando una persona tiene mal la estima o quebrada y cree que la manera de recuperar esa estima es lastimando al otro, entonces se vuelve una persona difícil. Para tratarlos debemos tener "Inteligencia emocional" esto es ¿cuál sería mi mejor respuesta a esta situación?. Con la gente difícil tenemos que establecer límites, que a veces es aprender a decir: "sí" y "no". Si no sabemos conectar con los demás, entonces estamos en problemas. Se dice que en un "trabajo te contratan por tu capacidad y te despiden por tu carácter". Todos somos un poco difíciles, pero una cosa es tener problemas y otra cosa es ser problemático. Debemos seguir avanzando, siempre va a haber gente que no disfrute tu éxito, tus logros. Elijamos a quien contárselos y no dejemos de brillar.

-¿Cuáles son las salidas de emergencia frente a un problema?

-Nosotros somos los arquitectos de nuestra propia vida, y tenemos el control remoto de nuestro mundo emocional. Tenemos que aprender a sacarnos las culpas de encima, a despedirnos del pasado y, si nos equivocamos, reconocerlo, repararlo; muchas veces nos podemos equivocar, tratar mal a alguien; entonces hay que pedir perdón, es una actitud extraordinaria que libera. Cuando nos concentramos sólo en la meta y no en el recorrido nos sentimos culpables por no llegar. Tenemos que darnos permiso para fracasar. 

-¿Como me muestro fortalecido y resistir las criticas?

-Para estar fortalecidos debemos dejar los pensamientos y emociones negativas; liberar nuestra energía, nuestras habilidades dormidas, y desarrollarlas al máximo. Tenemos que aprender a "utilizar" todo lo que nos sucede para mejorar, la crítica puede ayudarte a descubrir tus áreas vulnerables. Aprovecha todas las oportunidades para crecer, aún cuando alguien te ofende tenés que dar gracias, porque si te ofendiste significa que te tocaron una "oportunidad de cambiar" y muy posiblemente se trata de un área que debes fortalecer en tu vida.

Publicado en www.lagaceta.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario