14/12/13

La vida es demasiado corta para tener el trabajo equivocado



Por Agostina Fasanella

La semana pasada estuve junto a Luppe López en su Programa de Radio “Hagamos un trato”. Me invitaron a participar de una entrevista que hacen habitualmente a emprendedores que han ido en busca de un sueño: llevar adelante la empresa propia.



En un estudio de radio estaba sentada junto a Dano de GoodPeople, Matías de IndieHoy, Guido de Despencity, Luppe, una gran emprendedora y conductora del Programa y yo en representación de Liderarte. Quiero compartir con ustedes ese “saborcito a sueño” que surgió mientras conversábamos.

Y aunque para algunos los sueños puedan resultar utópicos, soy una convencida que los sueños están para cumplirlos y son bien posibles por una simple razón: el mundo ha sido, es y será moldeado por aquellos que tienen el coraje soñar y hacer que esos sueños ocurran! Las personas que confían en sus sueños tienen la perseverancia, la paciencia, la tozudez y el empuje necesario para ir por ellos y hacerlos realidad.

Cumplir un sueño significa nunca sacar los pies del suelo, pero jamás dejar de mirar hacia el cielo. Y si destacamos que la mayoría de las personas pasamos la mitad o más de la mitad de nuestro día trabajando (sin contar las horas en las que dormimos) qué mejor espacio que el trabajo para llevar tus sueños adelante!

La palabra trabajo viene de trabajar y ésta del latín “tripaliare”. Tripaliare viene de tripalium (tres palos). Tripalium era un yugo de tres palos en los cuales amarraban a los esclavos para azotarlos. Tal vez aquí entendamos por qué trabajar muchas veces nos resulta un castigo…

Te desafío hoy a resignificar en tu vida la palabra trabajo y encontrar una interpretación que te sea generativa. Tal vez puedas apoyarte en tus sueños, encontrar en el mundo laboral tu pasión y llevarla adelante. Armar un plan de acción que te permita trasladarte del trabajo que tenés al trabajo que soñás tener. Solo necesitás darte el permiso de soñar y confiar en vos mismo, así arranca todo… Y posiblemente, cuando te quieras acordar, te encontrarás en una mesa de un programa de radio en palermo, conversando con otros soñadores y recordándote a vos mismo que los sueños están para cumplirlos! Como dijo Lennon “Puedes decir que soy un soñador, pero no soy el único. Espero que algún día te nos unas y en el mundo viviremos como uno”

A soñar se ha dicho!

Excelente semana para todos!

Publicado en Infobae y en www.liderarte.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario