20/5/12

El reconocimiento

La pregunta: ¿Cuándo se puede decir que un reconocimiento es a "des-tiempo"? ...en lo laboral, en lo personal de pareja, en una amistad. Suele decirse que es mejor prescindir de la mirada aprobatoria de los otros...pero en la práctica...se me ocurre que es necesario en un punto....De algún modo vivimos en interacción e interdependencia con otros....Creo que es imposible avanzar sin el reconocimiento de referentes de importancia para cada uno....¿pero cuando ocurre finalmente después de demasiado tiempo....y desgaste?



Mi respuesta: Se entiende como reconocimiento a la acción y efecto de reconocer o reconocerse. Reconocer es volver a conocer o volver a significar. Somos porque ya de entrada alguien nos reconoce como sujetos con su deseo, es la mirada del otro y su nombramiento los que hacen posibles que el yo se instaure, o sea que ser reconocidos es constitutivo y primordial. En las diferentes etapas de la vida y en los distintos ámbitos buscamos reeditar ese lugar de sentirnos aprobados o que nos den el visto bueno por nuestro acto o proceder. El tema es que siempre es a destiempo, en el sentido paradojal de que la exacta coincidencia de mi deseo de ser reconocido no va a coincidir exactamente con el deseo del otro y al mismo tiempo busco ser reconocido para independizarme y sin embargo más dependo de esa aprobación y mirada ajena. La cuestión es que si vivimos pendientes de ser reconocidos todo el tiempo, nunca podremos hacer algo netamente por nosotros mismos y ahí es inevitable la frustración y el desencanto. Gracias a que el reconocimiento es a destiempo es que sigue vivo el deseo y la búsqueda de identidad, porque si fuera exactamente coincidente y a tiempo quedaríamos prendados en un narcisismo del cual no podríamos salir, atrapados en la imagen especular de nuestra propia mirada. Es un tema complejo y fundamental y todo lo que se hace es en definitiva para un otro que lo mire, lo apruebe, lo valore y nos reconozca. En un trabajo queremos nos premien el esfuerzo, en una pareja nos halaguen y valoren, en una amistad nos asistan cuando lo precisamos y así la demanda de atención del otro nunca cesa ni es exactamente la que necesitamos y gracias a eso seguimos en la búsqueda incesante de amor. Lic. Mónica Claudia Podrowski (psicóloga y psicoanalista)

No hay comentarios:

Publicar un comentario