18/9/17

Andragogía: Condiciones y características del aprendizaje en adultos



Las habilidades blandas no son intrínsecas de los individuos, estas son aprendidas, por lo tanto, mediante los procesos adecuados cualquier persona puede adquirirlas. Ahora bien, en el contexto laboral se da un constante proceso de aprendizaje, tanto de habilidades técnicas, como habilidades blandas. Estos procesos de aprendizaje se pueden ver influidos por una multiplicidad de factores, como competencias personales, del entorno, la edad de las personas, etc.



Malcom Knowles, un docente estadounidense, plantea que el aprendizaje en personas adultas y en personas menores de edad debe diferir tanto en sus métodos como en el proceso en sí. Es por esto que afirma que en el caso del aprendizaje en adultos no se puede utilizar la pedagogía sino la andragogía, o metodología de aprendizaje para adultos. Esta considera los aspectos maduracionales y contextuales de la persona adulta.

La principal diferencia entre el modelo pedagógico clásico y el andragógico se encuentra en que el segundo prioriza el proceso frente al contenido. Esto debido a que el pedagógico se ocupa de la transmisión de información y habilidades, mientras que el andragógico tiene como objetivo proporcionar procedimientos y recursos para que los alumnos puedan obtener por su cuenta y a su propio ritmo, dichos conocimientos y habilidades.

Mientras en la pedagogía clásica el estudiante juega el papel pasivo de depositario del conocimiento, en la andragogía este determina cómo será su proceso de aprendizaje, sus contenidos y la manera en la que este se dará, y el educador toma el papel de facilitador. El aprendizaje andragógico puede dividirse en cuatro fases:

Primera Fase: en esta se busca consolidar, mantener y enriquecer los intereses de la persona adulta, para abrirle nuevas perspectivas de vida profesional, cultural y social.

[/ms_list_item] Segunda Fase: en esta fase se realiza un proceso de orientación respecto a los intereses previamente fijados, direccionados hacia un aspecto productivo para la realidad y las metas de la persona.

Tercera Fase: se actualiza al adulto, se renuevan sus conocimientos para que continúe aprendiendo, investigando, reformando conceptos y enriqueciendo su vida cultural científica y tecnológica. En otras palabras, en esta fase se proporcionan las herramientas necesarias para el aprendizaje, de acuerdo a las expectativas y metas del individuo.

Cuarta Fase: es una fase de proyección humana en la que se evalúan las metas, el progreso, el proceso que se requirió para alcanzarlo, y las expectativas para el aprendizaje en el futuro.

En una organización la andragogía se apoya principalmente en el clima organizacional, el cual debe ser horizontal, proveer posibilidades de crecimiento, basarse en el respeto, apoyo y en la valoración de las distintas capacidades de los colaboradores.

Si bien el proceso de aprendizaje andragógico se construye desde las particularidades, habilidades e intereses particulares de cada persona, hay una serie de características y pautas generales que se consideran necesarias para el correcto desarrollo de dicho proceso. Algunas de estas son:

Conducta proactiva: al ser el aprendizaje andragógico un proceso co-construido entre facilitador y estudiante, el comportamiento proactivo que se deriva en sugerencias, problematización de temas y expectativas a futuro es un aspecto fundamental en el estudiante.

Capacidad autocrítica: el estudiante debe ser capaz de realizar una evaluación crítica de sus habilidades, su avance y de los métodos que utiliza para el aprendizaje. Además se debe estar abierto a la retroalimentación. Todo esto con el fin de optimizar su proceso de aprendizaje

Responsabilidad y compromiso: al tener un papel activo y mayoritario en su propio proceso de educación, el adulto debe adoptar una actitud responsable y comprometida, tanto para la construcción de su proceso educativo, como para el mantenimiento y mejoramiento del mismo.

Motivación: el estudiante debe mantenerse motivado, esto con el fin de facilitar el proceso. La motivación en este caso se puede propiciar fijando claramente los contenidos que resulten de especial interés para el estudiante.

http://www.cicap.ucr.ac.cr

No hay comentarios:

Publicar un comentario